El Espacio de Animación invita el resto del Camp Nou en su fiesta

Hasta este martes el Espacio de Animación y el resto de seguidores del Barça iban por caminos paralelos. Los incansables cánticos generados en el gol norte no conseguían arrastrar la gran mayoría de la afición y, sólo en algunos cánticos puntuales -los más conocidos-, el Camp Nou resonaba al unísono. Martes contra el Atlético de Madrid, con un equipo necesitado de sus, hubo la esperada comunión entre el Espacio de Animación y el resto de seguidores del estadio.

la roja deportes online alcacer ficha barcelona

Evidentemente, la fuerte carga emocional del duelo, con un Barça que sufrió durante todo el partido para sostener la eliminatoria, ayuda a explicar la sintonía especial entre unos y otros. Pero hay otros factores, como el trabajo que se intenta hacer desde este sector del Camp Nou para convertirse en un pulmón del estadio, y no en un grada aislada e independiente. Desde su creación el pasado verano, el Espacio de Animación ha ido vertebrando sus mecanismos de funcionamiento a través de una comisión de 15 personas, con tres representantes de cada uno de los cinco grupos que la forman -la misma representación todo y que se trata de peñas de dimensiones muy diferentes, desde los mayoritarios Supporters Barça y Almogàvers hasta los más pequeños Supporters Puyol, Nuestra Enseña y Cruz de San Jorge-. Los miembros de la comisión son los responsables de tomar las grandes decisiones -con libertad de voto, que ha provocado resultados de 8 a 7 en alguna votación polémica.

En las reuniones que se llevan a cabo en las mismas instalaciones del Barça, el Espacio decidió crear diferentes grupos de trabajo: tifos, tesorería, cánticos y comunicación. Hay un grupo, por tanto, que ha ordenado e ideado las estrofas que se sienten durante cada partido en el Camp Nou. Pero, a la hora del partido, el encargado de conseguir que el estadio sea una olla a presión para el rival ya la vez una fiesta para toda la afición del Barça es un integrante de Supporters Barça, Alberto, el hombre que lleva el megáfono y conduce la animación, decidiendo cuándo y qué toca en cada momento. Hasta ahora, el gol norte era una fiesta para 900 seguidores del Espacio, pero una fiesta privada que no lograba seducir el resto de afición. Dentro del grupo reclamaban tiempo, como con cualquier proyecto que nace, y admiten que les ha faltado saber leer lo que está pasando en el campo, intuir cuando toca un cántico u otro, cuando se ha de buscar simplemente un “Barça, Barça! “porque el equipo lo pide a gritos. Es un proceso de aprendizaje que Alberto, como director de orquesta, está pasando, y el martes, por fin, hubo más comunión que de costumbre. Mirar el fútbol, ​​en lugar de estar de espaldas a lo que ocurre, ayuda. Porque el Camp Nou lata al ritmo del Espacio, el Espacio debe latir al ritmo del equipo.

Leave a Reply

*