wikileak futbol desvela contratos

 

Football Leaks publicó el contrato que David de Gea firmó con el Real Madrid. El documento, firmado el 31 de agosto por el portero y dos directivos del Real Madrid, José Ángel Sánchez y Manuel Redondo, descubría una prima de fichaje de 10,9 millones de euros pagados en dos plazos cada año. Neymar y Gareth Bale también han sufrido una serie de investigaciones.

El portal tiene su sede en Rusia. Según explicó José Ramón de la Morena en el programa ‘El Larguero’, Football Leaks envía un correo electrónico con un virus a los clubes de fútbol, ​​que, al abrirlo, instalan una aplicación que hace vulnerables sus ordenadores. Cuando obtienen la información, piden una cantidad económica a cambio de no hacer públicos los documentos.

tab

“Las principales investigaciones comenzaron en Portugal. El diario ‘Record’ se decidió a investigar y llegó a entrevistar a sus responsables, que niegan que sean ‘hackers’. Ellos aseguran que el proyecto nació con los escándalos de la FIFA y la opacidad que había en el mundo del fútbol “, asegura Enrique Ortego. “Lo que está claro es que tienen acceso a la información, porque han publicado imágenes de los contratos. La FIFA les está investigando y sospecha que también tienen acceso a las federaciones”, añade el periodista.

“Han conseguido acceder a clubes, federaciones e incluso a la FIFA”

Las primeras denuncias han llegado de Doyen Sports, un fondo de inversión que representa diferentes futbolistas. “Son ‘hackers’. Nosotros sufrir un ataque informático en nuestros servidores. Han conseguido acceder a clubes, federaciones, e incluso a la FIFA. La diversidad de información que tienen es muy grande”, asegura Francisco Camps, director comunicación de Doyen Sports.

“Hemos denunciado el caso a las autoridades de Portugal y la investigación está en marcha. Nos pedían una gran cantidad de dinero, un millón de euros. Desde el primer momento denunciamos el caso a las autoridades, pero ellos continúan publicando muchos documentos” , cuenta. “La gran diferencia con Wikileaks es que son anónimos. Dicen que son los defensores de la transparencia, pero nadie sabe quiénes son”, añade.